Batería de Logotipos

Seguramente en el argot de los diseñadores a ésto se le llame de otra manera, pero a mi me apetece llamarlo batería de logotipos.

Viene a ser una tormenta de ideas sobre logotipos.  Alguien me dice que quiere un logotipo, lo que necesita, de qué va el negocio, el nombre, y yo me pongo a hacer cosas de estas. Me invento una idea y la voy trabajando, hasta que sale un resultado que me gusta y que creo que puede convencer.

De 20 o treinta diseños pueden salir dos, uno o ninguno.

Esto es una ínfima parte del trabajo que da hacer un logotipo para una empresa. Aunque aquí hay logotipos variados, puede que ninguno le guste al cliente. Por lo que hay que tomar otra idea y desarrollarla. También puede que le guste uno o una mezcla de varios y se toma como pauta para seguir trabajando.

Lo importante en este caso no solo es que le guste a quién va a pagar por él, pero teniendo en cuenta sus gustos el logotipo debe ser agradable a la vista, debe permitir vender los servicios de una empresa o un producto. Muy en gran medida debe ser fácilmente identificable por el cliente y diferenciable de los de la competencia.